Impresiones sobre Omán: lo bueno y lo malo

Hemos viajado a Omán recientemente y aún tenemos muy frescas todas las sensaciones que nos ha provocado este país. Si estás pensando si merece la pena viajar a Omán ya te anticipamos que un SÍ rotundo. Pero también te vamos a contar con total honestidad lo que no nos ha gustado. 

Lo mejor de Omán

La balanza se inclina mucho más del lado bueno que del malo. Esto es lo que más nos ha gustado de Omán: 

La amabilidad omaní

Los omaníes son atentos, educados, respetuosos y simpáticos. Siempre están dispuestos a ayudar o aconsejar. Si te ofrecen un kahwa (café omaní con dátiles) acéptalo y disfruta de la conversación que se entablará a continuación. Los omaníes son tranquilos y no hablan alto. Incluso en sitios bulliciosos como zocos y restaurantes me sorprendió el escaso nivel de ruido, todo un descanso para la mente. Además son elegantes, coquetos y muy limpios.  

Hay pocos turistas

En Omán hemos tenido el privilegio de visitar varios castillos a solas. Hay turistas pero pocos (de momento). Solo hubo un momento donde nos agobió y os lo contamos a continuación en lo peor de Omán. 

El castillo para nosotras solas
Las reinas del castillo

La naturaleza salvaje

Playas vírgenes, cañones profundísimos, tortugas y delfines, wadis de agua cristalina, desierto infinito, bioluminiscencia, observación astronómica… Si eres un amante de la naturaleza Omán tiene todo esto que ofrecerte. 

Las carreteras

La red de carreteras es excelente como te contamos en conducir en Omán y la mayoría están iluminadas y bien señalizadas. Los carteles están escritos en árabe y en caracteres latinos, así que no hay problema. Además son gratis de momento, aunque parece que se van a implantar peajes a partir de ahora en algunas de ellas. 

El precio de la gasolina

Es extremadamente barata como te explicamos en presupuesto para viajar a Omán

La comida

Esto es absolutamente personal, pero nos ha encantado comer en Omán porque hay mucha comida india y turca que nos flipa y no son nada caras. Por supuesto también hay comida árabe que también nos gusta y mucho pescado. Hemos comido bien y barato. Si te gustan los dátiles disfrutarás de las más de 50 variedades que se producen en Omán. 

Visitas top gratuitas

Algunas de las visitas imprescindibles de Omán son completamente gratuitas: la mezquita Sultán Qaboos de Mascate, el zoco, los wadis, subir al Jebel Shams… 

Playas increíbles solo para ti

Omán tiene playas espectaculares, muchas vírgenes. El color del mar es precioso y la arena clara y fina. Nos sorprendió la poca gente que vimos bañándose en playas preciosas. 

En Mascate mismo tienes varias playas muy buenas. Estuvimos en Qurum Beach y nos pareció una playa estupenda que de estar en cualquier litoral español estaría a reventar. 

La seguridad

Omán es un país absolutamente seguro para el viajero, quizá el más estable y tranquilo de la zona. Tanto en Omán como en los Emiratos los hurtos o robos son algo tan poco frecuente que les sorprende nuestra preocupación, por ejemplo, por dejar el coche un par de días en una zona aparentemente solitaria. Por ponerte un ejemplo que nos sorprendió, en el zoco de Nizwa los comerciantes dejan las cestas llenas de sus productos todas las noches sin recoger porque saben que nadie va a llevarse nada que no es suyo. 

Como mujeres te diremos que no nos hemos sentido molestas en ningún momento por miradas, acercamientos, comentarios u otras mierdas de este tipo que sí hemos sufrido en otros países árabes. Los omaníes son muy respetuosos. 

El olor de Omán

Omán huele a incienso y a mirra. Es uno de los principales productores a nivel mundial y el olor a incienso (más agradable que el de las iglesias, no sufráis) está omnipresente. Los zocos también huelen a especias y perfumes. 

Los zocos de Omán huelen a incienso, especias y perfumes.

Lo peor de Omán

Vamos ahora con lo que no nos ha gustado de Omán y que esperamos que con los años cambie. 

La basura en las playas

Aunque ni de lejos están tan sucias como en Túnez, por poner un ejemplo, sí que hemos encontrado y recogido, sobre todo, botellas y tapones en varias playas de Omán. 

Lo más grave es que también hemos encontrado muchas botellas, bolsas y otras porquerías de plástico en la reserva natural de Ras al Jinz, donde anidan las tortugas. Esto nos parece especialmente grave ya que ponen en peligro a estos animales, cuya especie, ya de por sí está amenazada. Creo que el gobierno y los propios responsables de la reserva deberían velar por mantener estas playas impolutas, aunque solo sea por que no se les acabe el negocio de las visitas a las tortugas. 

Basura que recogimos en un rato en una playa de Mascate
Unas pocas de las muchas botellas en Ras al Jinz

Poca o ninguna conciencia ecológica

Muy relacionado con el punto anterior, en Omán todo el mundo tiene coche, y grandes y contaminantes vehículos. Les gusta comprar la comida para llevar y se esperan en el coche con el motor encendido a que les sirvan. Toda esa comida para llevar genera muchos desperdicios

En las tiendas y supermercados siguen dando bolsas de plástico para todo. En los bares te dan pajitas para las bebidas y muchas veces vasos, platos y cubiertos de plástico aunque vayas a consumir allí mismo. No se separan los residuos y hasta donde sabemos no se recicla nada. 

En los hoteles pese a que les insistíamos en que no queríamos que nos cambiasen las toallas todos los días, acababan haciéndolo, algo lamentable en un país cuyo 80% es desierto. 

El escaso o nulo control en la visita de las tortugas

Uno de los principales atractivos de Omán es ver anidar a las tortugas verdes y la eclosión de los huevos en la reserva de Ras al JinzEs el único lugar donde nos ha sobrepasado la cantidad de turistas y donde nos hemos cabreado de verdad. 

La visita nocturna llegó a ser desagradable porque meten demasiadas personas en cada grupo, algunos turistas son impresentables y los guías no les marcan ningún límiteEn la visita nocturna hubo un grupo muy numeroso que se pasó por el forro la «recomendación» (que debería ser obligación) de mantenerse detrás de la tortuga para no molestarla. 

Tortuga verde poniendo huevos y hasta los huevos de la gente

Uno de ellos, un tío italiano ya mayor, se puso a llamar a voces a otra garrula de su familia. El muy cretino, se puso tan cerca de la tortuga (cosa que no está permitida) que pisó en el hoyo donde estaba anidando y casi se carga los huevos ante la mirada impasible del guía. Nosotros le afeamos la conducta, pero el guía no hizo nada, ni el suyo ni el nuestro, cosa que me parece indignante. Y esto en temporada baja. No me quiero ni imaginar lo que debe ser eso con diez veces más turistas. Solo os diré que en la Lonely Planet puntualizan que no se puede uno sentar encima de las tortugas… Sí, alucinante, pero si lo dicen es porque más de un idiota lo ha hecho. Si lo hacen delante de mi os aseguro que les aplaudo la cara. 

Os recomiendo la visita al amanecer. Ésta fue mucho más agradable porque había mucha menos gente y fue más respetuosa. Ver la tortuga arrastrarse por la arena y adentrarse en el mar con el amanecer me hizo llorar de emoción. Fue precioso, quizá entre los momentos más top del viaje. 

Tortuguita mañanera camino del mar

El precio de las visitas y actividades

Hasta hace pocos meses visitar cualquier castillo o fuerte costaba menos de un euro. De repente los precios han subido hasta los 7,5, los más baratos y hasta 15€ visitar un fuerte como el de Nizwa. La visita a la ópera de Mascate también te costará más de 15€. Media jornada de snorkel en los alrededores de Mascate cuesta sobre los 80€. Así que hay que planificar bien qué se quiere ver, porque si quieres visitar todo te saldrá por una pasta. 

Pero no sufras, aunque tengas poco dinero puedes viajar a Omán. Te lo contamos en nuestro post: Presupuesto para viajar a Omán

¿Y tú? ¿Has estado o piensas visitar Omán? ¿Qué opinas?

2 comentarios

  1. Es una pena que no haya más normas de aparcamiento y pasa como en España en los 80, que podías aparcar en mitad de la plaza de un pueblo precioso sin que pasara nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.