Lo mejor de Omán: 15 Visitas imprescindibles

Si estás pensando en viajar a Omán y aún no tienes claro lo que este desconocido país te puede ofrecer a continuación te desvelamos sus mejores secretos para que lo descubras por libre. 

Antiguas fortalezas, playas vírgenes bañadas por aguas turquesas, oasis, desiertos inmensos de noches estrelladas… A continuación te contamos los lugares más impresionantes de Omán y te brindamos todos los consejos necesarios para hacer de tu viaje una aventura inolvidable.

Contenido

Los wadis de Omán

Una de las experiencias más espectaculares y únicas de Omán es bañarse en las aguas turquesas de sus wadis. «Wadi» es una palabra árabe que se refiere a un valle, cañón o lecho de río seco que solo lleva agua durante las épocas de lluvia o cuando se derrite la nieve en las montañas. Estos wadis son característicos de regiones áridas y semiáridas, como Omán, y son lugares impresionantes para visitar debido a su paisaje único y a menudo exuberante, con vegetación que crece alrededor de los cursos de agua temporales. 

Los wadis ofrecen la oportunidad para practicar senderismo, nadar y disfrutar de la naturaleza. A continuación te cuento cuáles son los dos wadis más famosos de Omán y cómo visitarlos. 

Wadi Bani Kkalid

El Wadi Bani Khalid impresiona con su belleza natural por sus pozas de agua verde esmeralda enclavadas en el fondo de un cañón. Adéntrate en el, wadi, a veces caminando entre las rocas y otras nadando en las pozas de agua cristalina encajadas entre enormes paredes de roca, atravesando pasajes estrechos y llega, si te animas, hasta la Muqal Cave. 

Puedes visitar Wadi Bani yendo o viniendo del desierto ya que se encuentra a unos 50 km en coche de Bidiyah. 

Para llegar al Wadi Bani Khalid hay que recorrer una carretera en buen estado y bien señalizada, que durante un tramo de unos 3 kilómetros tiene curvas muy cerradas y desniveles muy pronunciados. Hay un aparcamiento que verás lleno de coches y en unos breves 5 minutos caminando por una zona de exuberante vegetación llegarás a una de las primeras piscinas naturales y las más grandes. Quizá por su accesibilidad este es uno de los wadis más populares. Hay un restaurante también y baños públicos. La primera piscina es el lugar preferido por los locales para bañarse. En esta zona del país la gente es más conservadora, por eso una señal en la entrada te indica un código de vestimenta. 

Te recomiendo llevar escarpines porque hay zonas resbaladizas y tendrás que caminar también por rocas. 

Wadi Shab

El cañón de Wadi Shab ofrece una experiencia de varias horas de senderismo, donde te asomarás a impresionantes acantilados, te bañarás en las piscinas naturales rodeadas de exuberante vegetación, y podrás explorar algunas cuevas de los estrechos cañones, si te atreves. 

Es una experiencia perfecta para aquellos que buscan aventura y actividades al aire libre. Este wadi es más exigente, aunque tampoco hay que estar muy en forma en forma para hacerlo. Pero para personas muy mayores o con problemas de movilidad puede ser complicado. Lo puntualizo porque vimos una excursión de abueletes allí y algunos sí lo pasaron mal. Porque este wadi, a diferencia del otro, sí exige una caminata de casi una hora para llegar a la zona donde te puedes bañar. 

Tiene una cueva a la que se puede acceder nadando por un hueco muy estrecho, no apto para claustrofóbicos. Explorar estas cuevas añade una dosis extra de emoción a la visita y permite descubrir la fascinante geología de la región.

A Wadi Shab se accede con facilidad desde la carretera y también está muy bien señalizado. Para acceder al camino que lleva hacia el wadi hay que cruzar en barca (1 OMR i/v). En este wadi no hay restricciones con la vestimenta y podrás bañarte en biquini sin problemas. 

Lleva también tus escarpines o zapatillas de río porque hay zonas muy resbaladizas. La última barca sale de vuelta a las 5 y media de la tarde.

Sumidero de Bimmah

A solo 20 minutos en coche de Wadi Shab, se encuentra el sumidero de Bimmah. Te pillará de paso yendo o viniendo de Mascate a Sur y bien merece la pena una parada. 

El sumidero de Bimmah, también conocido como el «Hoyo del Paraíso», es un impresionante cenote de agua de mar turquesa ubicado en el desierto de Omán. Con aguas cristalinas y rodeado de impresionantes formaciones rocosas, es un lugar mágico para nadar.

En la carretera viene señalizado Hawiyat Najm Park que es el nombre del recinto con parquecito que han construido alrededor para preservarlo. La entrada es gratuita. 

Desierto de Sharqiya

El desierto de  Sharqiya Sands, más conocido como Wahiba Sands, a nivel turístico, por la tribu Wahiba que solía vivir entre sus impresionantes dunas. Es una visita que sí o sí tienes que hacer, tanto si ya has estado en otros desiertos como si no y te explicamos por qué: 

  • Anocheceres y amaneceres espectaculares: Wahiba Sands es famoso por sus impresionantes dunas de arena fina que llegan hasta los 150 metros de altura, que se extienden hasta donde alcanza la vista. 
  • Experiencia beduina: Aunque Wahiba Sands es un lugar remoto y desafiante, también es hogar de las tribus beduinas que han habitado la región durante generaciones. Tendrás la oportunidad de experimentar la cultura beduina, incluyendo pasar la noche en campamentos tradicionales, montar en camellos y participar en actividades como la preparación de café árabe.
  • Adrenalina en 4×4: Podrás surfear las dunas con tablas y también a bordo de un 4×4. 
  • Observación de estrellas: Debido a su ubicación remota y falta de contaminación lumínica, Wahiba Sands es un lugar ideal para la observación de estrellas. Nosotras lo hicimos con un telescopio enorme y fue mágico y además ¡vimos 3 estrellas fugaces! El astrónomo @mohsenkh93 (instagram) nos regaló una de las noches más bonitas e inolvidables de nuestra vida. 
  • Fauna única: A pesar de su apariencia árida, el desierto de Wahiba Sands alberga una variedad sorprendente de vida silvestre adaptada a las duras condiciones del desierto. Camellos, aves, pequeños mamíferos, insectos y reptiles… Hay mucho por descubrir para aquellos que están dispuestos a explorar.

Para ir al desierto tendrás que dejar el coche en Al Wasil o en Bidiyah y desde allí trasladarte en el todoterreno de tu alojamiento hasta tu campamento. Si has alquilado un 4×4 tendrás que contratar a un coche guía para que te lleve hasta allí. Hay muchos campamentos, sobre todo partiendo desde Bidiyah. 

La Montaña del Sol y el Gran Cañón de Arabia

Jebel Shams y Wadi Gul son dos maravillas naturales que destacan en el paisaje impresionante de Omán. Jebel Shams, conocido como «La Montaña del Sol», es el pico más alto de la cadena montañosa de Al Hajar, alcanzando alturas impresionantes que superan los 3000 metros, ofrece vistas espectaculares de desfiladeros y valles profundos.Jebel Shams ofrece rutas de senderismo desafiantes y panorámicas impresionantes.

Por otro lado, Wadi Gul, también conocido como el Gran Cañón de Arabia, es un desfiladero brutal de hasta un kilómetro de profundidad tallado por el poder del agua a lo largo de millones de años. Sus paredes escarpadas y sus colores cambiantes crean un paisaje único. Se puede explorar el wadi a pie o en vehículo todo terreno, sumergiéndose en la belleza cruda de este rincón de Omán.

Ambos lugares ofrecen una experiencia inolvidable para aquellos que buscan aventuras al aire libre y una conexión profunda con la naturaleza. 

Nosotras nos asomamos al mirador de Jebel Shams para admirar la profundidad de Wadi Gul. En Jebel Shams puedes varias rutas de trekking más o menos desafiantes. La más popular es el balcony trail. Nosotras ni lo intentamos porque tenemos muchísimo vértigo, pero la ruta es casi plana y ofrece vistas espectaculares para el que no tiene miedo a las alturas. Para hacer el balcony trail tienes que subir a Jebel Shams. 

Niwza

Nizwa fue la capital del imanato de Omán. Es conocida por su imponente fortaleza que se alza majestuosamente sobre la ciudad y ofrece vistas panorámicas de los alrededores. En Nizwa podrás sentir cómo eran las ciudades omaníes hace cientos de años. Es una ciudad tranquila y preciosa que tiene un encanto especial cuando cae la tarde.  Nizwa bien merece que pases como mínimo un par de noches como base, ya que desde allí podrás acceder a Jebel Shams y a las poblaciones de Misfat, Al Hambra. Muy cerca de Nizwa están la fortaleza de Bahla y el castillo de Jabreen. 

La Fortaleza de Nizwa, construida en el siglo XVII, es un testimonio del ingenio arquitectónico de la época y sirvió como centro de gobierno y defensa durante siglos. Sus gruesas paredes de adobe y sus torres de vigilancia son un recordatorio de la importancia estratégica de la ciudad en la historia de Omán.

El zoco de Nizwa es el corazón de la ciudad. Allí podrás conocer la artesanía local y comprar los dulces (dulcísimos) omaníes y especias exóticas. Los viernes a primerísima hora el zoco se pone aún más bullicioso porque se celebra el mercado de ganado, donde puedes presenciar la tradición centenaria de la compraventa de cabras y otros animales. 

Los fuertes y castillos

Omán tiene un montón de fuertes y castillos que son nos hablan de su rica historia y patrimonio cultural. Estas estructuras imponentes que parecen castillos de arena, sirvieron como bastiones defensivos, centros de gobierno y puntos de control estratégicos a lo largo de las antiguas rutas comerciales de la región. Tras años de abandono, muchos quedaron reducidos a ruinas, pero el venerado sultán Qaboos inició una campaña de recuperación de este valioso patrimonio. Te voy a recomendar ahora los más impresionantes e imprescindibles de Omán. Si tienes que elegir te recomiendo que lo hagas entre estos 6. 

Los 6 mejores fuertes y castillos de Omán:

1. Fuerte de Bahla

Este fuerte, inscrito en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO, es uno de los más impresionantes de Omán. Su construcción se remonta al siglo XIII y se destaca por su tamaño imponente y su complejidad arquitectónica. A nosotras nos encantó. Precio de la visita 3 OMR

2. Fuerte de Nizwa

En pleno corazón de la ciudad de Nizwa, este fuerte del siglo XVII es uno de los más grandes y antiguos de Omán. Destaca por su enorme torre de vigilancia y sus gruesos muros defensivos. Es uno de los más caros para visitar: 5 OMR 

3. Fuerte de Nakhal

Ubicado en la región de Al Batinah, el fuerte de Nakhal se alza sobre un promontorio rocoso y ofrece vistas panorámicas de los alrededores. Es conocido por sus intrincadas defensas y su pozo de agua subterráneo. Nosotras lo visitamos solas de noche y fue precioso porque está muy bien iluminado. Nos encantó. Precio: 3 OMR 

4. Castillo de Jabreen

Construido en el siglo XVII, el Fuerte de Jabrin es por su arquitectura refinada y sus elaboradas decoraciones interiores. Sirvió como residencia de los imanes y como centro de aprendizaje. Visitarlo cuesta 3.5 OMR 

5. Castillo de Al Hazm

Este fue nuestro primer castillo en Omán y nos encantó. Construido durante el período de la dinastía Al Bu Said en el siglo XVIII, este castillo se erige como un impresionante ejemplo de la arquitectura militar omaní y forma parte del Patrimonio de la Unesco. El Castillo Al Hazm es conocido por su imponente estructura y sus sólidos muros defensivos, que se elevan majestuosamente sobre la ciudad. Sus torres de vigilancia y sus bastiones estratégicamente ubicados ofrecen vistas panorámicas del paisaje circundante, incluidas las montañas y los valles de la región de Al Batinah. Dentro del castillo discurre el agua que viene directamente del falaj que conduce agua que procede de las montañas. Podrás ver dónde se bañaba el sultán y las diferentes estancias como la cocina, la cárcel, las habitaciones del sultán y su familia… La visita cuesta 3 OMR y te dan un audio guía que es muy interesante. Merece la pena que la cojas. Los señores de la entrada son un encanto. Nos invitaron a café y dátiles y estuvimos charlando con ellos un buen rato. 

6. Fuerte de Rustaq

Este fuerte, situado en la ciudad de Rustaq, es famoso por su impresionante ubicación en lo alto de una colina y por sus vistas panorámicas del valle circundante. Nosotras fuimos en marzo de 2024 y estaba en restauración y parecía que tenían todavía para mucho tiempo.

Las tortugas de Ras al Jinz

La reserva de Tortugas de Ras Al Jinz es uno de los lugares más destacados del mundo para la observación de tortugas verdes y tortugas carey, que llegan a las playas de Ras Al Jinz para anidar. Aunque la mejor época para visitar la reserva es en verano, aseguran que incluso en temporada baja al menos una tortuga visitará la playa por la noche para anidar. 

Esta reserva es una parte vital del esfuerzo de conservación de las tortugas marinas en la región. Durante la temporada de anidación, que suele ser de abril a octubre, las tortugas emergen del mar para depositar sus huevos en la playa. Los visitantes tienen la oportunidad de presenciar este increíble espectáculo natural y, en algunas ocasiones, pueden observar cómo las crías de tortuga eclosionan y hacen su camino hacia el mar.

La mejor época para visitar la Reserva de Tortugas de Ras Al Jinz es de junio a agosto, cuando las tortugas verdes son más activas y las posibilidades de avistamiento son más altas. Sin embargo, es importante planificar con anticipación y reservar un recorrido guiado, ya que el acceso a la playa de anidación está restringido y solo se permite la entrada con un guía autorizado.

Los tours nocturnos son especialmente populares, ya que brindan la oportunidad de presenciar la anidación de las tortugas bajo la luz de la luna. Pero nosotras os aconsejamos más el del amanecer, porque hay muchas menos personas y la experiencia es mucho más bonita viendo salir el sol. 

Mascate

Mezquita del Sultán Qaboos

Es una de las mezquitas más impresionantes del mundo. Ejemplo sobresaliente de la arquitectura islámica contemporánea, tiene capacidad para albergar hasta 20,000 fieles. La gran sala de oración principal es famosa por su enorm alfombra persa tejida a mano, que fue la más grande del mundo hasta que la gran Mezquita de Abu Dabi le arrebató el record. También es muy famosa la gigantesca lámpara de 8 toneladas de cristales Swarovski.

Solo se puede visitar la mezquita desde las 8 hasta las 11 de la mañana de lunes a jueves y hay que llevar cubiertos piernas y brazos y las mujeres también el pelo. 

Zoco de Muttrah

El zoco de Muttrah es uno de los zocos más antiguos y pintorescos de Omán y  de visita obligada en Mascate. El  Souq Muttrah conserva su encanto tradicional y es especialmente atractivo los jueves por la noche y los viernes, que es cuando está más animado. 

Construido en el siglo XVIII, el zoco de Muttrah ha sido un importante centro comercial durante siglos, desempeñando un papel crucial en el intercambio de bienes entre el interior de Omán y el resto del mundo. Hoy en día, conserva su ambiente histórico y es un lugar perfecto para sumergirse en la cultura local y disfrutar de una experiencia de compras única.

El zoco está formado por estrechos callejones bordeados de tiendas que venden una variedad de productos, que van desde joyas de plata y oro exquisitamente elaboradas hasta textiles coloridos, alfombras tejidas a mano, perfumes tradicionales, especias aromáticas y antigüedades fascinantes. Los vendedores locales, conocidos como «souqis», son muy simpáticos y están dispuestos a regatear, aunque no tanto ni de forma tan cansina como en otros países como Marruecos o Egipto. 

Además de sus tiendas, el Zoco de Muttrah también alberga lugares de interés histórico, como la Mezquita Al Dhalam del siglo XVIII. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.